Prudencia

Prudencia
Tiene 88 años y sola atiende sus cabras, vacas y se prepara para recibir, en invierno, nevadas de mas de un metro en el techo de su rancho. Sin embargo no quisiera irse nunca de la "Quebrada del Alamo" porque asegura que nada le falta.

Buscando el agua para el mate

Buscando el agua para el mate
nos cuenta que nunca se enfermó y no sabe lo que es ir al médico. (imagen del capitulo documental)

encendió el fuego como si tuviese una hornalla con gas, nosotros cada noche en el campamento tardamos 15 minutos para el mismo trámite, y después de haber vsito como hizo, todavia no podemos hacerlo igual.

casi en los cielos las vacas de Prudencia pastan y miran a dos extraños sacar sus camaras de video para dibujar imagenes

Cumbre de Gaspar - Córdoba

Cumbre de Gaspar - Córdoba
Reabastecimiento de combustible. Ya volviendo luego de haber conocido a "Prudencia y su historia de vida" consultas, sugerencias o mensajes a: historiasycaminos@live.com.ar

Fragmento de historias y caminos

Loading...

Llegamos a Pocho

Llegamos a Pocho
Después de cruzar "Los Túneles", nos dirigimos a la Pampa de Pocho. Un lugar lleno de leyendas, donde conocimos a Júan y su familia quienes, en su casa, nos permitieron pasar la noche. Armamos carpa y fuego, sopa y truco, charla, risas y a dormir, porque al día siguiente nos contarian muchos secretos de como se cosechan los hongos de coco, y como hacen para vivir de esa actividad.

Haciendo campamento en la Pampa de Pocho

Haciendo campamento en la Pampa de Pocho
Arroyo de por medio está la casa de Juán y su familia.

Cuando se oculta el sol el sonido de los insectos, ranas, grillos y cigarras hacia que la conversación quedase suspendida y nos avocásemos a nuestros pensamiento. De todas maneras el sonido de la naturaleza relaja siempre.

Video Documental

video

Aqui les comparto un fragmento de la charla con Prudencia y algunas imágenes del maravilloso lugar donde ella vive. Un paraiso inundado de silencios, cóndores andinos que sobrevuelan cuando detectan movimientos no comunes en la zona, y vientos constantes que traen y llevan los sutiles aromas de la escasa vegetación autóctona dado a la altura del las sierras, a veces llegando a los 2200 metros sobre el nivel del mar. (Sierras de Córdoba, Argentina)

9 comentarios:

  1. Buen Blog Luciano.

    Seguiré pasando por aquí para leer tus reportajes y aventuras.

    Feliz Año 2009.

    Manuel Morata

    ResponderEliminar
  2. Hola, muchas gracias por tu comentario en mi blog, disculpa la tardanza en responder... y aprovecho para felicitarte por tu trabajo, se puede apreciar que poneis mucho amor y ganas en lo que hacéis.

    Me encanta Prudencia! es una mujer maravillosa! tan humana...

    Un abrazo y feliz 2009!

    ResponderEliminar
  3. Muchisimas Gracias, como decimos en Argentina, por los comentarios y buena onda. Ya tengo nuevo material para postear, y espero sea de vustro agrado ya que lo hago con mucha alegria.

    ResponderEliminar
  4. me ha gustado mucho.
    y a pesar de lo citadina que se puede (puedo) ser, qué envidia!

    mua

    ResponderEliminar
  5. Que bueno Analix que desde Peru te prendas en este viaje por las historias y caminos de mi gente, de nuestra gente, porque las frontreras son solo para dibujar mapas. Saludos y todos los exitos para este 2009!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias por dejar tu blog en el mio. asi conozco t blog tambien. veo que es de mucha naturaleza, AIRE PURO!!!!!!!!!!!!!!! Y BELLEZAS QUE DAN GANAS DE PARTIR AUNQUE SEA CON LA IMAGINACIÓN A ESOS TAN BELLOS LUGARES. UN GUSTO. ROXANA

    ResponderEliminar
  7. Qué tal? Una prima mía me acaba de mostrar este video y la tengo a mi vieja acá al lado mío emocionadísima... Esas pircas que se ven ahí las hizo mi abuelo, que fue el último esposo de Doña Prudencia. Qué lindos recuerdos que nos dejan de ella!

    Un abrazo enorme y un GRACIAS más grande aún por semejante trabajo de descubrir esos pueblitos perdidos entre las montañas pero tan queridos para nosotros.

    Vamos a seguir muy de cerca a este blog.
    Saludos!

    Javier, Elvida y Marina.

    ResponderEliminar
  8. Hola javier, leer tus palabras me ha emocionado hasta las lagrimas porque el recuerdo que tengo de dona Prudencia y de su frescura es un tesoro para mi alma. me gustaría que me envies tu mail para poder enviarte el capítulo documental entero. Sería un honor para mi, porque los homenajes son menos frecuentes para nuestro heroes anónimos y cotidianos; hombres y mujeres como ella y tantos otros que la vida me ha hecho conocer es una de las pruebas que quedan en mi vida por las que yo puedo dar fe de que he pasado por una tierra habitada por almas de sensibilidades auténticas.
    Muchas Gracias y saludos a Elvida y Marina.

    ResponderEliminar